En los últimos años se ha puesto en evidencia la importancia que tiene el uso de M-Learning (mobile learning o aprendizaje electrónico móvil) dentro de la educación virtual, dando como resultado de que el proceso de enseñanza-aprendizaje haya presentado notables cambios, iniciando con la introducción del Internet a las aulas en conjunto con diversas herramientas de la web 2.0. Es así como vemos que los nuevos métodos de enseñanza tales como el B-Learning y el E-Learning, se apoyan directamente en el M-Learning, a través del uso de dispositivos móviles que permiten trabajar en ambientes virtuales de aprendizaje, aportando de esta manera un gran avance a la educación al proponer un aprendizaje que, en este caso, va de la mano del movimiento o desplazamiento que tengan sus usuarios.

INTRODUCCION

Dentro de los contextos de la educación vemos como hoy en día el uso de las tecnologías de información y comunicación se ha incrementado en los últimos años, lo cual ha permitido reformular las nuevas formas en que se pueden llevar a cabo los procesos de aprendizaje y enseñanza en los diversos niveles educacionales existentes gracias al Internet.

He ahí donde se puede decir que, gracias a los avances tecnológicos, en los últimos tiempos se han introducido diversos dispositivos que manejan la información digital y al mismo tiempo facilitan la movilidad del usuario, siendo estos los dispositivos móviles, los cuales han cobrado una enorme importancia en la educación de hoy en día, al ser las herramientas utilizadas en el M-Learning.

El aprendizaje móvil, en combinación con un ambiente educativo virtual bien estructurado, es una de las herramientas fruto de la tecnología de la información y las comunicaciones y la web 2.0 en las que se integran diferentes dispositivos móviles, que son utilizados en beneficio de la educación, permitiendo el acceso a cursos virtuales que incluyen herramientas que son de gran utilidad en el desarrollo de actividades pedagógicas, como lo son: el contenido multimedia, el chat, foros y en general cualquier tipo de archivos de contenido en línea.

“La enseñanza salió de las aulas para convertirse en teleeducación. Después se sumergió en las PC’s como e-learning y ahora, se cuela en los bolsillos en forma de m-learning” (M. Sung et al., 2005) [1]. Es así como se puede observar que, gracias al hábil manejo de estas tecnologías por los estudiantes de hoy día, es que se hace posible la aparición del m-learning. Ver Figura 1 (M. Sung et al., 2005).

Figura 1. Evolución de e-learning a m-learning

QUÉ ES EL M- LEARNING

Según los Ingenieros Jairo E. Márquez D. y John J. Lautero Gutiérrez, de la Universidad Antonio Nariño de Bogotá, Colombia en su artículo Implementación del servicio de mobile-learning para la Universidad Antonio Nariño el “M-Learning es una nueva forma de aprendizaje virtual autónomo, en la que cada usuario define cuándo y en dónde acceder a los contenidos académicos en una plataforma de aprendizaje virtual a través de su dispositivo móvil. El actor principal de este modelo es el estudiante, quien es el que marca las pautas de su aprendizaje ingresando desde su celular o cualquier dispositivo móvil de cuarta generación del que disponga con acceso a Internet bien sea a través de una conexión inalámbrica como medio de un proveedor pago de servicios de paquetes móviles.” [2]

De ahí que los dispositivos móviles se hayan convertido en herramientas de uso común, al ofrecer una extensa gama de resultados que incluyen la enseñanza y el aprendizaje, al ser los estudiantes capaces de contribuir de una forma más activa al desarrollo de renovadores usos educativos de la tecnología, al entrelazar con diversos aspectos de sus vidas en el aprendizaje abierto y la enseñanza de buenas prácticas.

Características y capacidades del M-Learning

Dentro de las principales características y capacidades que posee el M-Learning según Carolina Izarra (2010) [3] tenemos:

  • Mayor libertad y flexibilidad de aprendizaje: El teléfono móvil es un aliado las 24 horas cuando la inspiración llega.
  • Utilización de juegos de apoyo en el proceso de formación: La variedad de juegos generados para móviles, impulsa la creatividad y la colaboración.
  • Independencia tecnológica de los contenidos: una lección no está hecha para un dispositivo concreto.
  • “Just in time, just for me”: lo que el estudiante quiere, cuando el estudiante lo quiere.
  • Todas las actividades online del espacio de formación (miles) están disponibles para dispositivos móviles.
  • Navegación sencilla y adaptación de contenidos teniendo en cuenta la navegabilidad, procesador y velocidad de conexión de estos dispositivos.
  • Acceso inmediato a datos y avisos: Los usuarios pueden acceder en forma rápida a mensajes, correos, recordatorios y noticias generados en tiempo real.
  • Uso de auriculares, más absorbente que un libro o video.
  • Acceso a datos en línea para apoyar el trabajo de campo.
  • Contacto inmediato con los padres y representantes.
  • Mayor autonomía: Puede personalizar el equipo móvil más fácilmente que un computador.
  • M-Learning comienza a modelarse como la versión más actualizada de la educación a distancia, teniendo ya a su favor innumerables beneficios.

Al observar estas características y capacidades del M-Learning podemos notar que su mayor potencial está en la facilidad que tienen los usuarios para tener un aumento en el acceso a la información que requieren en algún momento debido a las ventajas que proporciona el tamaño y portabilidad de los dispositivos móviles, ya que les brinda la posibilidad de acceder a datos en tiempo real y realizar las descargas e intercambios de todo tipo de archivos (video, audio, documentos), y al mismo tiempo tener acceso a sus redes sociales a través del uso de Internet y tener una participación activa en  plataformas educativas haciendo uso del chat.

EL APRENDIZAJE MÓVIL (M-LEARNING) COMO HERRAMIENTA PARA EL DESARROLLO DEL CONOCIMIENTO EN LA SOCIEDAD

Los crecientes avances tecnológicos, aunado a la emersión de dispositivos que brindan la facilidad del desplazamiento de la información y la comunicación, así como también el surgimiento de cambios de paradigmas en las distintas sociedades que componen nuestro mundo han permitido el descubrimiento de innovadoras alternativas educacionales, con lo cual se ayuda a la eliminación de las barreras que impiden el desarrollo académico y el conocimiento en la población, logrando con esto la creación de nuevos ambientes de aprendizaje, los cuales son el resultado del aprovechamiento tecnológico de esta nueva era.

Poco a poco se ha visto como los avances en la ciencia y la tecnología han traído consigo un cambio radical en toda la sociedad, desde aquel CERN, con sede en Ginebra, en el cual se anunció la disponibilidad de un programa informático llamado Word Wide Web (WWW) hasta nuestros días donde los procesos de enseñanza-aprendizaje pueden ser guiados por recursos didácticos que tienen como herramienta base el uso de tecnologías. La implementación de este tipo de medios, ha generado la creación de diversos ambientes, más allá de los presenciales. El enriquecimiento por este conjunto de servicios de valor agregado puede ayudar a lograr la máxima interacción entre profesor y alumno, garantizando de esta forma la más alta calidad en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

He aquí donde podemos indicar que la telefonía móvil es hoy en día, una de las tecnologías que más evolución ha tenido, al punto de convertirse en un elemento fundamental en las diversas sociedades. Por ello, es importante resaltar que el aprendizaje móvil se concibe como la convergencia del «e-learning» y el uso de la tecnología móvil, en donde se integran tres elementos fundamentales de flexibilidad en el tiempo, espacio y lugar; con la intención de fortalecer las capacidades de interacción y apoyo en el proceso de enseñanza-aprendizaje, así como de comunicación en los distintos procesos del modelo educativo. A partir de esta concepción es que las instituciones deciden integrar en sus programas curriculares el aprendizaje móvil como un complemento a los procesos educativos y diseñar programas nuevos que incorporen los dispositivos móviles como parte natural de sus procesos educativos. Ver Figura 2 (Koole 2009) [4]

Figura 2.  Modelo FRAME

El diseño de actividades en un ambiente de aprendizaje se encuentra también muy vinculado con las concepciones pedagógicas para el diseño. Mientras que en el e-learning se encuentran más actividades de lecturas, texto y gráficas para describir las instrucciones, en el m-learning se usa más la voz, los gráficos y las animaciones para las instrucciones y se promueve más el aprendizaje de campo. Para ello, un ambiente de aprendizaje virtual es uno de los aspectos más importantes para el logro de los objetivos.

Y es aquí donde la incorporación de la tecnología en la educación se da por la necesidad de tener a la mano recursos que permitan apoyar el proceso de enseñanza – aprendizaje. Por esta razón, las tecnologías emergentes vienen a emplearse como una estrategia para tal fin, partiendo del hecho de que son el resultado de investigaciones en diversas disciplinas, las cuales enriquecen el aprendizaje.

Veletsianos (2010) define las tecnologías emergentes como herramientas, conceptos, innovaciones y avances que se utilizan en diversos contextos educativos, a fin de apoyar el logro de los propósitos relacionados con la educación, ya sea con tecnología nueva o tradicional. El uso de esos recursos pasa por ciclos disruptivos, ya que mientras surge una nueva tecnología, aún no se termina de conocer o dominar la existente, que en su momento fue innovadora y útil para los aprendizajes que se pretendían alcanzar. [5]

TECNOLOGÍAS ASOCIADAS AL M-LEARNING Y SU EVOLUCIÓN EN LOS ÚLTIMOS TIEMPOS

En las últimas décadas, la educación ha sufrido importantes cambios propiciados por el desarrollo de las tecnologías que han modificado las formas de acceso y difusión de la información y los modos de comunicación entre los individuos, entre los individuos y las máquinas y entre las propias máquinas. Los primeros sistemas de aprendizaje online estaban basados en la arquitectura cliente-servidor o centralizados en un servidor. Según Yang (2006) esto no deja de ser una metáfora de la tradicional relación profesor-alumno, que refleja los escenarios de aprendizaje del mundo real en el que los maestros son productores de contenido y los alumnos son consumidores. A mediados de los años ochenta del siglo XX, surge la CBE (Computer Based Education) o Educación basada en computadoras que, aunque contaba con una escasa interactividad, fue el germen de la expansión del eLearning o Educación online en los años noventa. El e-Learning, caracterizado por la separación espacial entre el docente y el discente y por el uso de medios tecnológicos para desarrollar el proceso de enseñanza y aprendizaje, constituyó un avance en educación mejorando los tradicionales sistemas de educación a distancia y otorgando a éstos flexibilidad, permanencia y sincronía. El e-Learning cuenta con numerosas ventajas como la adaptabilidad, ya que permite el acceso al aprendizaje a personas que por determinadas circunstancias no podrían acceder a él la flexibilidad, ya que el estudiante es quien decide cuándo y cómo afrontar su estudio, pues estudiantes y docentes pueden utilizar el entorno tecnológico desde cualquier lugar; aprendizaje a la carta; y la posibilidad de realizar un aprendizaje colaborativo. El m-Learning se basa fundamentalmente en el aprovechamiento de las tecnologías móviles como base del proceso de aprendizaje. Por tanto, es un proceso de enseñanza y aprendizaje que tiene lugar en distintos contextos (virtuales o físicos) y/o haciendo uso de tecnologías móviles. El término “tecnología móvil” se vincula al ámbito de las comunicaciones móviles y describe las capacidades de comunicación electrónica de forma no cableada o fija entre puntos remotos y en movimiento. Las tecnologías móviles propician que el usuario-estudiante no precise estar en un lugar predeterminado para aprender y constituyen un paso hacia el aprendizaje en cualquier momento y en cualquier lugar. un avance que nos acerca al horizonte final de la combinación entre las tecnologías y los procesos de aprendizaje.

Este horizonte, cada vez más cercano, se vislumbra como respuesta a las necesidades de aprendizaje continuo de una sociedad basada en el conocimiento. Aunque algunos autores sostienen que el m-Learning o Aprendizaje Móvil es una forma de e-Learning, y no constituye una nueva forma de aprendizaje en sí misma, lo cierto es que esta modalidad de aprendizaje en la que intervienen tecnologías móviles supone un progreso en los sistemas de aprendizaje online. Dejando aparte las controversias taxonómicas, y desde una perspectiva socio técnica, es evidente que las interacciones entre las tecnologías móviles y el ámbito educativo están revolucionando ambos espacios propiciando la aparición y expansión de nuevos desarrollos tecnológicos y la transformación de los procesos educativos. Desde este punto de vista, en la actualidad se ha puesto de manifiesto que tecnología y educación no son esferas independientes e impermeables, sino que son dos ámbitos superpuestos, estrechamente vinculados entre sí y que generan el uno sobre el otro constantes transferencias.

Figura 3. Dimensión mundial del m- learning.

El modelo educativo basado en la actividad del estudiante Consideramos que en el aprendizaje en línea, la actividad forma el núcleo central del diseño formativo. Al diseñar un curso nos debemos preguntar sobre el tipo de actividades que los estudiantes deben realizar para alcanzar los conocimientos y las competencias previstos.  El modelo educativo basado en la actividad de aprendizaje, Una vez establecida la actividad, es preciso diseñar los espacios y recursos que favorezcan su ejecución. Centralizar la acción docente en el estudiante significa focalizar la docencia en el diseño de espacios y situaciones de aprendizaje.

No sólo hay que seleccionar los contenidos, sino también el tipo de interacción que el estudiante tiene que establecer con éstos. Desde esta perspectiva, el diseño de las actividades de aprendizaje y el de las actividades de evaluación se contemplan como las dos caras de una misma moneda. La actividad es, por lo tanto, el elemento clave, el núcleo en torno al cual se organiza la docencia y se da sentido al aprendizaje de los estudiantes. Partir de la actividad de aprendizaje de los estudiantes, dentro de un entorno virtual, implica tener en cuenta una serie de elementos específicos que afectan de forma transversal, y desde diferentes perspectivas, al diseño de las posibles situaciones de aprendizaje.

El modelo educativo integra tres elementos esenciales que confluyen en el diseño de las actividades de aprendizaje:

  • los recursos de aprendizaje
  • la colaboración
  • el acompañamiento.

Basar la acción docente en el diseño de las actividades facilita una revisión del sentido de los materiales didácticos, que pasan a considerarse más bien como recursos para el aprendizaje. El campus virtual es el entorno que proporciona acceso a los recursos y contenidos de aprendizaje y posibilita un tipo de interacción determinada con éstos; en este sentido, se podría considerar como un recurso de aprendizaje más. El aula virtual es Evolución y retos de la educación virtual, el espacio específico en el que confluyen y se interrelacionan la presencia docente, la presencia social y la presencia cognitiva: los contenidos y recursos, los compañeros y el docente.

EL MOBILE LEARNING EN EL CONTEXTO DE LA EDUCACIÓN MEDIADA POR LA VIRTUALIDAD

La educación a distancia, y en especial aquella que se apoya en la virtualidad para mejorar el acceso del estudiantado a los recursos que proporciona una determinada institución, puede aprovechar el Mobile Learning como una manera de ampliar las posibilidades de que el público meta y el cuerpo docente esté en contacto con la institución educativa: ingresar a las plataformas de aprendizaje y descargar contenidos, ver avisos de los diferentes cursos, redactar o leer correos electrónicos, además de realizar las actividades que se proponen para el realizar wikis, entre otros.

Figura 4. Virtualidad

En general, los dispositivos móviles son una oportunidad de tener acceso a contenidos y ambientes virtuales de aprendizaje. Además, existe la idea de que el medio resuelve el aprendizaje y más bien esto depende de la interacción del usuario y los procesos didácticos que se «prenden» a partir de estas nuevas relaciones cognitivas entre estudiante y los contenidos mediante el u-learning o el m-learning

En general, cuando una institución tiene apoyo en el recurso de la virtualidad para su estudiantado, este podría seleccionar la forma de acceso, ya sea por medio de una computadora, teléfono inteligente o tableta.

 CONCLUSIONES FINALES

Se puede entender el Mobile Learning como un apoyo para el e-learning, pues permite el acceso a las plataformas de aprendizaje en línea desde los dispositivos móviles. Algunos materiales se deben adaptar a los dispositivos móviles, en especial considerando que algunos de ellos tienen un tamaño de pantalla pequeño. Esto con el objetivo de que el usuario se sienta mucho más cómodo visualizando contenidos en un dispositivo móvil.

Algunas plataformas de aprendizaje en línea ya cuentan con la posibilidad de que los dispositivos móviles puedan navegar e interactuar con ellas, como es el caso de Moodle y Blackboard.

Esta ventaja debería ser aprovechada para que los estudiantes puedan participar y realizar actividades de un curso en línea desde su dispositivo móvil aprovechando las posibilidades de movilidad.

Autores: Y. Ochomogo, R. Miguelena, K. Rodríguez 

Si te ha gustado este artículo sobre M-Learning, ¡compártelo!

 REFERENCIAS

  • Sung, J. Gips, N. Eagle, A. Madan, R. Caneel, R. DeVaul, J. Bonsen & A. Pentland (2005). Mobile-ITEducation (MIT.EDU): mlearning applications for classromm settings. Journal of Computer Assisted Learning.
  • Márquez, J. Lautero (2012), Implementación del servicio de mobile-learning para la universidad Antonio Nariño. Revista DIM / UAB /Año 8 – Nº 24 – 15 diciembre de 2012 – ISSN: 1699-3748.
  • Izarra (2010). Mobile Learning. Universidad de los Andes, Mérida, Venezuela.
  • Koole (2009). A Model for Framing Mobile Learning, in Ally, M. (ed.), Mobile Learning: Transforming the Delivery of Education and Training, Edmonton, 2009, p.38.
  • Veletsianos (2010). Emerging Technologies in Distance Education. Athabasca: University Press.  http://facdev.e­education.psu.edu/sites/default/ files/99Z_Veletsianos_2010­Emerging_Technologies_in_Distance_Education.pdf

 

¿Te interesa el e-Learning?

Déjanos tu email para estar a la última en conocimientos y eventos:

¡Gracias! Recuerda confirmar la suscripción en tu bandeja de entrada.

Call Now Button