AEFOL entrevista a Aitor Juan Farraagut, Data Scientist en Self Bank y Tutor Académico del Máster en Big Data &
Analytics de datahack School, que participará como ponente en el panel de expertos del día 1 de marzo en XVII Congreso Internacional EXPOELEARNING, en la sesión Cómo se está aplicando el Machine Learning y los Chatbots en las empresas: ideas y oportunidades para el sector del eLearning

«El ser humano es aún una figura indispensable en la educación. La adopción de nuevas tecnologías va a mejorar en gran medida la calidad educativa, pero es responsabilidad nuestra entrenar a las máquinas para que hagan su trabajo de forma rigurosa y ética.»

1.- ¿Nos puede avanzar las líneas fundamentales de su ponencia en el XVII Congreso de EXPOELEARNING?

La llegada de las nuevas tecnologías Big Data, Machine Learning y la Inteligencia Artificial suponen una auténtica disrupción en las organizaciones y van a ser su motor de cambio en los próximos años. Estamos viviendo una digitalización masiva de las empresas y las administraciones públicas, y podemos ver cómo las organizaciones que no se unen a este cambio se resienten y quedan en segundo plano. La implicación directa en el ámbito educativo es innegable y veremos su influencia en éste.

2.- ¿Cómo ve la evolución y futuro de la formación en relación al creciente uso de la inteligencia artificial y el Machine Learning?

Las nuevas tecnologías que comienzan a entrar en el ecosistema de las organizaciones ya suponen un reto empresarial desde el punto de vista de las estructuras clásicas analógicas. Vamos a vivir muchos cambios en los métodos educativos tal y como los conocemos desde hace décadas. Las posibilidades que se abren con la Inteligencia Artificial y el Machine Learning son infinitas. No obstante, como en todo gran cambio, tendremos que encontrar el equilibrio entre lo mejor de la formación tradicional y las mejoras que pueden suponer estas tecnologías.

3.- ¿Cómo se usa hoy el Machine Learning aplicado al e-learning?

El potencial de los datos de que disponen las escuelas para la mejora de procesos de calidad, de captación de alumnos, así como detección del plagio o el control de lectura de contenidos y entrega de actividades, entre otros, son uno de los focos de uso en las escuelas. Además, la huella digital que deja el alumno en su retroalimentación y su interacción con nuestros sistemas nos permite la mejora de contenidos y la creación de nuevas rutas de aprendizaje. Por supuesto, éstas son algunas de entre las muchas aplicaciones ya existentes y potenciales.

4.- ¿Cree que en el futuro nos formaremos con robots? ¿Qué papel ocupará el ser humano como formador?

El ser humano es aún una figura indispensable en la educación. La adopción de nuevas tecnologías va a mejorar en gran medida la calidad educativa, pero es responsabilidad nuestra entrenar a las máquinas para que hagan su trabajo de forma rigurosa y ética. Actualmente, las redes neuronales utilizadas en Deep Learning aportan gran potencia a la automatización de procesos, pero no sustituyen al ser humano. Nuestra mente es mucho más compleja. El uso de robots reducirá costes, incluso permitirá que se generalice la educación no presencial y aumentará la eficiencia y la calidad en muchos casos, pero la figura del humano, por ahora, es necesaria. Tampoco sería muy favorable para el desarrollo eliminar por completo el contacto humano en el aprendizaje. Creo que lo ideal sería que tuviéramos más recursos para enseñar mejor, no que desaparezcamos.

5.- ¿Qué consejos daría a los jóvenes estudiantes que quieran dedicarse al e-learning?

Las nuevas tecnologías en el ámbito educativo llegaron para quedarse. Aquellos que tienen una vocación por la docencia y se vayan a dedicar profesionalmente a ello, deberán tener competencias digitales y formarse en los métodos más punteros. Las nuevas profesiones son una carrera de fondo en la digitalización. Hoy es el mejor momento para empezar.

6.- ¿Es usted optimista ante el avance de la tecnología aplicada a la formación? ¿El ser humano conducirá siempre este cambio y progreso?

El avance de la tecnología supondrá una enorme mejora en la formación. Personalmente, me gustaría que el humano conduzca el cambio porque aseguraría la ética y la calidad. En todo caso, hemos de tener la mente lo suficientemente abierta, para que se puedan testar las nuevas técnicas y ver sus beneficios. La tecnología debe tener como objetivo mejorar la calidad de vida del ser humano. Debemos permitir a las máquinas hacer aquellas tareas que requieran de la automatización y de la explotación de grandes cantidades de datos y procesos, y a los humanos de definir los objetivos a alcanzar.

¿Te interesa el e-Learning?

Déjanos tu email para estar a la última en conocimientos y eventos:

¡Gracias! Recuerda confirmar la suscripción en tu bandeja de entrada.

Send this to a friend