¿Nos puede avanzar las líneas fundamentales de su ponencia en el XVIII Congreso de EXPOELEARNING?

En mi presentación explicaré cómo la combinación de neurociencia, inteligencia artificial, y big data nos puede conducir a métodos de aprendizaje más efectivos. Es fundamental que el aprendizaje se pueda aplicar cuando se necesita. Nolmalmente olvidamos un 80% de lo que hemos aprendido leyendo, escuchando, o viendo un video en una clase o en una formación digital standard. La neurociencia e inteligencia artificial permite, utilizando formas más innovadoras de aprender, obtener unos resultados de aprendizaje mayores en menos tiempo; así como, una memorización mucho más duradera. Ésto hace que cada empleado tenga el conocimiento adecuado, en el tiempo adecuado durante todo el año.

¿Cómo ve la evolución y futuro de la formación en relación al creciente uso de la inteligencia artificial, el Machine Learning, los Chatbosts y el Blockchain?

La inteligencia artificial, machine learning, chatbots y blockchain son innovaciones técnicas de un gran valor. Yo creo en todas éstas tecnologías, pero solamente si son utilizadas en un contexto adecuado. Lo que echo de menos aquí es la conexión con la neurociencia. A pesar de todos los avances técnicos, la mayoría de la gente no es formada durante su trabajo sino en una clase, con cursos de elearning, o vía libros de texto y videos. Éstas son formas pasivas y poco efectivas de aprendizaje, que no benefician al progreso hecho en neurociencia. Si todos estos avances son combinados con tecnologías como inteligencia artificial, machine learning, etc., entonces podremos hacer de este mundo un sitio más inteligente.

  ¿Cuáles son los grandes cambios y novedades que vamos a ver en el mundo del e-learning en los próximos meses?

El e-Learning no ha cambiado mucho la forma en que aprendemos. Es la forma digital del aprendizaje tradicional en la que la información es transmitida al usuario en un formato digital. Tanto la formación en una clase como el elearning tienen un impacto a corto plazo. Creo que ha llegado el momento en que la tecnología nos permita cambiar la forma en que aprendemos. La combinación de neurociencia, inteligencia artificial, y nuevas tecnologías allanan el camino para nuevas formas de aprendizaje de mayor impacto y duración. ¿Cree que en el futuro nos formaremos con robots? ¿Qué papel ocupará el ser humano como formador? Creo que los robots pueden incrementar la calidad de vida de mucha gente. No sólo en el cuidado y curación de la gente, si no también como objetivo de formación. Sin embargo, no creo que los robots remplacen totalmente el trabajo de los formadores. No veo cómo los robots pueden remplazar las emociones humanas por ejemplo. Los robots pueden hacer más interesantes y efectivas las opciones de formación de los formadores, pero no comparto el temor que hay a que va a desaparecer el factor humano en el aprendizaje y el desarrollo.

¿Cómo ve a España en el panorama mundial del e-learning?

España está teniendo un rápido desarrollo en la digitalización de la formación. Tener una buena infraestructura de internet y móviles permiten acelerar el aprendizaje digital. Pero la formación digital es algo más que transmitir información vía ordenador, móvil, o tablet; y es aquí, donde hay una oportunidad para España en el futuro. El aprendizaje adaptativo y la formación en el trabajo son áreas en vía de desarrollo en España, y ésto puede incrementar el impacto en el conocimiento. El aprendizaje debe de poder ser medido en cuanto al ROI (Retorno de la inversión), llevándonos a mayores ventas, menos accidentes, incidentes, mayor rendimiento, etc. Ésto seguro que está en la planificación de muchas compañías españolas y colegios en un futuro cercano.

¿Qué consejos daría a los jóvenes estudiantes que quieran dedicarse al e-learning?

Los jovenes se adaptarán facilmente a la formación elearning ya que están más familiarizados con la utilización de móviles, tablets, etc. Su cerebro funciona de forma muy distinta al de generaciones anteriores, ha cambiado mucho con el tiempo como resultado del hecho de que podemos encontrar cualquier información, en cualquier momento, y en cualquier sitio, es lo que llamamos “el efecto Google” . Nuestro cerebro almacena dónde podemos encontrar la información, pero no la información en si. En el cerebro se detectó más esfuerzo en recordar dónde se podía encontrar un dato que en recordar el dato en sí. Antes de que hubiera teléfonos móviles, memorizabamos los números de teléfono de nuestros padres y amigos. Hoy, ya no los memorizamos, pero sabemos donde encontrarlos, en nuestro teléfono móvil. Esto es un ejemplo del efecto Google en nuestra memoria. Hay muchos ejemplos en los que la carencia de información precisa y conocimiento tiene consecuencias dramáticas.

¿Es usted optimista ante el avance de la tecnología aplicada a la formación? ¿El ser humano conducirá siempre este cambio y progreso?

Sí, soy optimista. El avance de la tecnología nos permite poder hacer formación durante nuestro trabajo y, de esta forma, no tener que interrumpirlo para hacer un curso de formación. La combinación de la formación y trabajo nos permite hacerla en el momento más relevante, cuando la necesitamos, y de esta forma es mucho más efectiva. Por ejemplo, nosotros integramos nuestra aplicación de aprendizaje elearning en Call Centers, de manera que cuando el trabajador no tiene llamadas, nuestra herramienta se activa, y presenta preguntas para que pueda practicar en ese tiempo que no está trabajando. La formación realizada durante éste tiempo será más efectiva que si interrumpe su trabajo para ir a un curso de formación en un aula.

© AEFOL.

¿Te interesa el e-Learning?

Déjanos tu email para estar a la última en conocimientos y eventos:

¡Gracias! Recuerda confirmar la suscripción en tu bandeja de entrada.

Send this to a friend