Artículo escrito por Raúl Jaime, ponente en el próximo 18º Congreso EXPOELEARNING

La tecnología que hace funcionar la cadena de bloques (Blockchain) es una tecnología compleja con un gran potencial.

Para entender la Blockchain es necesario algunas nociones de tecnología que los educadores online estamos pocos familiarizados a pesar de su importancia: criptografía, uso de claves públicas y privadas para asegurar la protección y la confidencialidad de los datos, a la vez que se valida la información.

Poco a poco la Blockchain se va introduciendo en el uso de la firma digital en la presentación de proyecto de I+D+i, la introducción de calificaciones o la certificación de los títulos.

Funcionamiento básico de la blockchain

La blockchain utiliza una criptografía de clave pública: cada usuario tiene una clave privada que conserva como si fuera una contraseña y una clave pública que comparte con los demás usuarios.

En el caso de Bitcoin, si realizamos una transacción se produce cuando quien recibe la criptomoneda envía su clave pública al que lo posee inicialmente.

La criptomoneda se transfiere mediante una firma digital a través de un proceso encriptado de las transacción (hash).

Las claves públicas se convierten en direcciones encriptadas que se almacenan en la blockchain y cada dirección de clave pública encriptada tiene asociada una cantidad de criptomonedas y cada transacción no es sino la anotación en un libro contable (ledger) de una transacción entre dos direcciones de claves públicas encriptadas.

No se puede obtener la identidad real de la persona o institución que tiene las criptomonedas a partir de esas claves públicas.

Estos libros contables (ledger) tienen copia los dos usuarios, pagador y receptor, con las características de que ambos pasan a tener una copia de todas las transacciones que ha realizado el otro.

De esta manera desaparece la necesidad de una verificador (intermediario), en este caso podría ser una entidad bancaria, pues cualquier transacción puede ser verificada por múltiples usuarios.

Esta es la idea básica de la blockchain: ya que la información se encuentra en miles de ordenadores, tratar de alterar la información sólo funcionaría si se pudiera acceder a la vez a todos ellos.

Uno de los puntos débiles que tiene la tecnología blockchain es que cada nuevo registro o nuevo bloque debe ser encriptado y es una tarea complicada.

Los encargados de añadir el nuevo bloque a la blockchain son los mineros, ya que trabajan realizando en proceso de encriptación, y a cambio reciben criptomonedas.

Aunque la tecnología blockchain se ha popularizado a través de la criptomoneda Bitcoin, en los últimos años se ha extendido su aplicación como sería en el registro de patentes y registro de la propiedad en Suecia, certificación de documentos, voto electrónico en Australia o Suiza, transparencia de la cuenta públicas, registros médicos, Estonia lo utiliza para actos legales como sería el matrimonio, registro de la propiedad de composición musicales, proporcionar una identidad digital no falsificable, acceso controlado a edificios, mercado de la electricidad (certificar por Iberdrola el origen de la energía)…

Contratos inteligentes como elemento clave

La blockchain no sólo es una tecnología de la criptomoneda Bitcoin, sino que existe otros como Ethereum.

Ethereum es una máquina virtual que permite generar contratos inteligentes.

Es una tecnología abierta y es la que predomina en los desarrollos educativos en marcha.

El elemento clave para la blockchain son los contratos inteligentes (smart contracts) que ni son contratos ni son inteligentes.

Se trata de programación que aplican determinadas cláusulas de un contrato y que se almacenan en la blockchain, con la característica que se van a ejecutar automáticamente cuando se cumplan ciertas condiciones en el contrato.

Esto quiere decir que el registro de la blockchain se automatiza en el marca de las condiciones predeterminadas, ahorrando tiempo, trabajo y costes, y sus posibilidades crecen cuando se vincula al Internet de la cosas.

Por ejemplo, si compramos un artículo en Amazon, pero el pago sólo se realizará cuando el paquete sea entregado en su destino.

Problemas que puede resolver la blockchain en el e-learning

La educación del siglo XXI se enfrenta a grandes retos que superan la optimización de los procesos de enseñanza y aprendizaje.

Son los cambios producidos en la sociedad por las tecnologías para el conocimiento que cambian no sólo nuestras costumbres sino también la manera de pensar.

La tecnología blockchain parece aportar una solución a los problemas derivados de estos cambios:

  • La acreditación de las competencias: el aprendizaje ya no es una actividad que se realiza durante un periodo inicial de modo formal, y que se enriquece con la experiencia en la práctica profesional. El aprendizaje a lo largo de nuestra vida se ha convertido en una necesidad laboral, y cambia el modo como plantear el desarrollo profesional del docente.

El aprendizaje formal e informal se juntan en comunidades de aprendizaje, añadiendo otros sistemas alternativos de formación como los boot camps, MOOC (Cursos masivos abiertos) y online.

Por tanto, el aprendizaje ha superado los límites del tiempo y del lugar. Aparecen nuevos conceptos como el aprendizaje móvil (m-learning). Lo que se plantea hace años es la superación entre educación formal y la educación no formal. Hoy encontramos programas que son parte de los sistemas no formales pero que recurren a las insignias (badges) dentro del marco del aprendizaje gamificado para incorporar elementos motivadores.

Sigue la necesidad de acreditar las competencias (habilidades, conocimientos o incluso actitudes) pero los sistemas actuales presentan limitaciones. La solución tradicional pasa por establecer una autoridad central que acredita la veracidad de las títulos.

La tecnología blockchain permite acreditar los elementos de un currículum vitae elaborado por un individuo, impidiendo la manipulación o alteración de datos, que se encuentran en un sistema distribuido sin guardar los datos en un centro sujeto a ataques o cambios en su integridad. Se trata de un cambio que tendrá un alto impacto en el sistema educativo.

  • La individualización del itinerario de aprendizaje: este punto se centra en la didáctica y el diseño de la enseñanza. El problema que se plantea en la escuela pública del siglo XIX, y se manifiesta en cada proceso en que hay una irrupción masiva de nuevos sujetos a un sistema educativo que tenemos que atender sus necesidades y capacidad individuales como sujeto, pero un coste inasumible. Actualmente, ante las necesidades crecientes de formación a largo de la vida de los individuos, no nos puede extrañar el interés por soluciones como el aprendizaje adaptativo que ofrece el e-learning.

La blockchain permite al estudiante ir eligiendo sus paquetes de aprendizaje entre la oferta, guiado por el formador y con el soporte de programas de valoración y guía, gestionando contratos inteligentes y generando un registro de seguimiento de aprendizajes.

Autor: Raúl JaimeDirector del Master de Blockchain y Fintech en la escuela de negocios IEBS Business SchoolApoya proyectos a nivel estratégico en Blockchain & Fintech.

¿Te interesa el e-Learning?

Déjanos tu email para estar a la última en conocimientos y eventos:

¡Gracias! Recuerda confirmar la suscripción en tu bandeja de entrada.

Send this to a friend